Haciendo camino al andar… reflexiones de ferrocarril.

IMG_0153

India, la que siempre te devuelve a la cruda realidad, la que nunca olvida, la que siempre se alegra al verte, la que nunca duerme, la que siempre inspira, la que nunca deja indiferente… India es otro planeta, un planeta que orbita en los colores infinitos de la cultura antigua, del mestizaje entre lo viejo y nuevo, y el amor y el odio. Siempre India.

Pero no voy a hablar de India, aunque ella sola se apodera de mis pensamientos y toma vida propia para escribirse, poder no le falta, sino que voy a hablar de mi paso por uno de los lugares que más quiero en éste mundo, y que me enseña cada vez de forma diferente, que sólo hacemos camino al andar… Mi querida escuela Shakti School of Dance.

IMG_0772

** Love U Girls… **

Es muy difícil poner en palabras cada pequeña inspiración que allí vivimos, siempre con sudor y esfuerzo, las miradas de complicidad, los abrazos matutinos y el olor a incienso y flores que emana el altar.

Las danzas clásicas requieren de mucho sacrificio, uno de sus aspectos básicos es el de alcanzar la perfección mediante la repetición, en contra posición a la actualidad, donde todo funciona muy deprisa: las tendencias, los amores, las profesiones… y personalmente valoro gratamente encontrar en la repetición diaria, aspectos y matices que marcan la diferencia con respecto al día anterior y al próximo. Aprender a que no todo tiene que mutar ni estar a la última, transgredir si, pero con uno mismo.

colleena

Shakti School of Dance es un antes y un después en mi vida, como mujer y bailarina. El viaje de la vida me llevó hasta allí, hace tres años, y no hay un sólo día en que no piense en ella. Mis compañeras, las de antes y las de después, por supuesto las de ahora, mis Maestros, Colleena Shakti y Sudhansu Puhan, siempre atentos y generosos con sus enseñanzas, Jagannath sonriendo cada mañana y cada noche, Pari, Susia, los monos, los pitos, las vacas, las bodas, las pujas, los Ram Ram… la espiral que envuelve la magia del sacrificio diario, de las 6 ( o más ) horas al día de clase, las agujetas, las preguntas, las respuestas imposibles, las causalidades… y todo ésto mientras tu mente sale volando y visualiza un atardecer naranja, reflejado en el lago más bonito del mundo, mientras se escucha a la mujeres cantar y ofrecen flores al agua…

Se hace camino al andar, mil veces que pueda llegar hasta ti, dos mil te lo agradeceré… 

Amor Infinito

Jai Jagannath!!