Odissi – Danza Clásica India- Aproximación Histórica y Contexto II

  • Introducción

Subiendo las escalinatas del templo se escucha como desde dentro, un recital de mantras (agrupación de sonidos que narrados de una forma y combinación concreta invocan y provocan energías tanto espiritual como mentales) y cánticos en sánscrito nos invitan a pasar.  Como el sol, en un radiante amanecer, acaricia las orondas figuras de danzarinas escarbadas en sus atávicas paredes. Como desde el interior se contonea hacia los cielos un embriagador y humeante aroma a sándalo. Como un tumulto de familias se acumulan fascinados a las faldas del majestuoso altar, en donde junto al brahman (casta sacerdotal y la primera de las cuatro que exiten) o pandit (erudito de la filosofía védica) y las imágenes de las deidades, se sitúan las bailarinas perfectamente ataviadas para exhibición védica del día… de película, verdad? Bienvenidos a la India de antaño. 

Acuarela de Templo en India, de Nitin Singh
Acuarela de Templo en India, de Nitin Singh

 

  • Período previo a la colonización Inglesa

La Danza Clásica India está íntimamente ligada al desarrollo de las Artes en los templos. Hemos comentado ya que por un lado se pretende enviar un mensaje religioso a las masas (menos y más educadas) de la sociedad. Por otro lado, el asunto tiene un trasfondo en sí mismo: la veneración a la divinidades.

Éstas manifestaciones artístico/sagradas eran celebradas por las apsaras y los gandharvas (bailarinas y músicos celestiales) que al presentar su interpretación bendecían (darshan) a los presentes.

bd50

 

Los reyes brindaban “patrocinios” a las bailarinas para manifestar su devoción a Dios (y cuan poderoso era) propiciando así, que éstas mujeres se pudieran “profesionalizar” en su dominio de las artes y las filosofías Védicas.

Es decir, el devenir de los acontecimientos llevaron a crear un germen único y muy poderoso de expertas cualificadas – queriendo enfatizar aquí el punto y aparte en el género femenino del asunto, puesto que ya sabemos mujeres, que el destino no siempre es tan atractivo para nosotras – que dedicaban su vida y obra por y para el templo, y que se consagraban como madres, hermanas e hijas de la religión.

Entiéndase aquí, la equiparación con la religión católica y las propias monjas que conocemos en occidente: casadas con su Dios, y dedicadas al cien por cien en los quehaceres para con el Lord. Solo que en India, afortunadamente, incluía un desarrollo dancístico soportado por la necesidad de volcar las enseñanzas religiosas/culturales a la sociedad.  – ¿destino de nuevo? –

 

  • Devadasi : ” al servicio de Dios “

Leyendo un poco a cerca de lo que hay escrito en torno al casi mito de la Devadasi, me gustaría hacer hincapié en lo ritual y respetuoso del término. Una devadasi es éste tipo de mujer de la que os vengo hablando en el post, o esa era la naturaleza de su causa. Durante muchos, muchísimos años las tradiciones se ven intactas (y por supuesto hasta donde nosotros en la actualidad podemos saber por lo que se ha transmitido mayoritariamente de manera oral) y éstas mujeres debían vivir ÚNICAMENTE para su causa. De hecho, se habla de la devadasi en términos de un cierto estatus social. Normalmente no eran mujeres, y lo siento por la expresión, “descartadas” o “desahuciadas”.

Digo todo ésto porque en la actualidad, el término Devadasi se ve comprometido por la palabra prostitución. Y ésto es una consecuencia histórica, no una causa – ya vamos entrando en materia, mujeres – . En el siguiente post hablaremos de la invasión Inglesa y como ésta consecuencia se convierte en necesidad. Necesidad injusta y poco afortunada, en ésta ocasión, también del destino.

 Dos Devadasis preparadas para la ceremonia.
Dos Devadasis preparadas para la ceremonia.

– entiéndase por favor, la ironía de lo expuesto entre barras –